Portada

Andratx hace caso omiso de la orden para retirar las parrillas de Sa Gramola

Desde la oposición, Més per Andratx ya ha planteado en el pleno la situación existente, exigiendo explicaciones al equipo de gobierno formando por el PP y El Pi


El Ajuntament de Andratx ha decidido hacer caso omiso de la orden lanzada por la Conselleria de Medi Ambient para que retire las parrillas instaladas en la zona montañosa de Sa Gramola. 


En lugar de ajustarse a los informes redactados por técnicos del Govern, desde el consistorio han optado por acabar de instalar un enorme depósito de agua que tiene que servir para apagar el fuego de las torradoras después de su eso, y evitar de esta forma incendios como el que en 2013 arrasó más de 2.000 hectáreas de la Serra de Tramuntana, la mayoría de ellas en el municipio de Ponent.

Fue después de ese devastador fuego cuando el ayuntamiento ‘andritxol’ decidió adquirir la parcela de Sa Gramola e instalar las parrillas. 

La Casa Consistorial ha instalado un depósito de agua en plena Serra de Tramuntana. Voluntarios de Protección Civil realizan batidas ocasionales de control por la zona de Sa Gramola

Sin embargo, esa intención vino a ser frustrada a principios de año, cuando desde la Conselleria elaboraron informes contrarios a la presencia de los artilugios por estar situados en un área que consideran de “alto riesgo de incendio”.  

Desde la oposición, Més per Andratx ya ha planteado en el pleno la situación existente, exigiendo explicaciones al equipo de gobierno formando por el PP y El Pi ante una situación que el portavoz de los econacionalistas en el municipio, Joan Manera, define como “muy delicada”.  

Con la instalación del depósito de agua, entienden desde el equipo de gobierno municipal que encabeza la alcaldesa Katia Rouarch que se cubren los posibles riesgos que puedan existir ante una situación de riesgo.


A %d blogueros les gusta esto: