08/12/2022

El Consell destina 800.000 euros para fortalecer la economía social y solidaria

Según el conseller Alzamora, “las cooperativas son un buen ejemplo de la transformación social desde el ámbito local”

Els ayudas contribuyen a encarar la transformación digital y medioambiental, así como mejorar la accesibilidad universal de las entidades y empresas sociales de Mallorca





Una veintena de entidades y empresas sociales de Mallorca han estado beneficiarias de un paquete extraordinario de ayudas impulsadas por el Departamento de Promoción Económica y Desarrollo Local del Consell de Mallorca destinado a consolidar proyectos de economía social y solidaria. Así lo ha anunciado el conseller Jaume Alzamora durante la visita a la Cooperativa Agrícola de Porreres, una de las entidades favorecidas y que según el responsable insular «conjuga actividad económica, arraigo local y transformación social». Todo, ha asegurado Alzamora «a partir de una economía centrada en la sostenibilidad y generadora de riqueza compartida». Según el conseller, «las cooperativas son un buen ejemplo de la transformación social desde el ámbito local».

El conseller de Promoción Económica y Desarrollo Local ha defendido que el apoyo del Consell de Mallorca a la economía social


En este sentido, el conseller ha destacado que en Mallorca existen muchas iniciativas de economía social, «a las cuales queremos dar un impulso porque son aliadas en la transformación a un modelo económico más justo, resiliente y sostenible que queremos liderar». Por eso, ha asegurado durante la presentación de la adjudicación de las ayudas «desde el Consell destinamos más recursos a ayudar que los proyectos empresariales que favorecen el desarrollo local y lo hacen con valores sociales, ecológicos y éticos sean más potentes y competitivos».



El conseller Alzamora ha anunciado que en este año el departamento de Promoción Económica y desarrollo Local ha destinado 800.000 euros para incentivar inversiones que no solo repercutirán en estas empresas y entidades, sino que además incidirán directamente en el conjunto de la sociedad. Así, Alzamora ha insistido en el hecho que «las ayudas pivotan en torno a tres ejes fundamentales y estratégicos que a lo largo de la legislatura se han convertido en una prioridad del Consell: mejorar la eficiencia energética como herramienta de lucha cuenta la emergencia climática, apostar por las nuevas tecnologías como revulsivo del cambio de modelo y la supresión de barreras arquitectónicas para hacer espacios más amables y accesibles a todo el mundo».