29/01/2023

El halcón marino vuelve un año más a Sa Dragonera para reproducirse

Para criar, el halcón marino hace el nido en acantilados marinos inaccesibles, casi siempre dentro de pequeñas cuevas o grietas de la roca

El Consell de Mallorca hace el seguimiento de la población de esta ave amenazada en el Parque Natural de Sa Dragonera

La Direcció Insular de Medi Ambient, dentro de los estudios de biodiversidad en el Parque Natural de Sa Dragonera, ha vuelto a encargar la tarea del seguimiento anual de la población del halcón marino o de Elionor (Falco eleonorae), una especie incluida en la categoría de «casi amenazada» en las Islas Baleares. Para poder llevar a cabo este trabajo, se han hecho cinco censos no acústicos en días consecutivos a mediados de septiembre, coincidiendo con la época de desarrollo de los polluelos y el momento en que históricamente tuvieron lugar los censos acústicos. El resultado de los censos de este año da una media total de 63 individuos observados por día.

Para criar, el halcón marino hace el nido en acantilados marinos inaccesibles, casi siempre dentro de pequeñas cuevas o grietas de la roca. Suele ser difícil ver los nidos directamente desde tierra o desde el mar. Por eso, la metodología aprobada internacionalmente para censar la especie es mediante el recuento de adultos que vuelan en las zonas de acantilado donde crían.

Hasta el 2020, se utilizaba un método acústico para sacar a los adultos del nido y así poder contarlos con mayor facilidad y fidelidad.

El inconveniente del método acústico es evidente: causa molestias a las parejas que crían y a los polluelos, que por pequeñas que sean se quisieron evitar. Por eso, a partir de 2020, se estableció una metodología no acústica para hacer el seguimiento en Sa Dragonera, que se basa en la realización de visitas repetidas y en el recuento de los individuos observados en todo el perímetro de la isla, dividido en diez secciones diferentes.

En el Parque Natural de Sa Dragonera se encuentra una de las poblaciones más importante de halcón marino de las Islas Baleares. En el archipiélago, sin embargo, tiene una presencia temporal, ya que llega en primavera desde Madagascar para criar en los acantilados y lugares inaccesibles de la costa y parte con la migración postnupcial, en otoño. En el parque se hacen censos poblacionales anuales de halcón marino desde 2001 para conocer la evolución de su población en Sa Dragonera a lo largo del tiempo, además de disponer de una aproximación de la medida de la población que llega para criar año tras año.

Gracias a este esfuerzo, se pueden tomar decisiones respecto de la gestión del parque para favorecer esta especie, si hace falta, y también se pueden aportar datos de otros territorios de la isla; por ejemplo, se sabe que este año no ha sido un buen año en general gracias a los censos que se hacen de la especie a otros lugares de Mallorca, que también han presentado número bajos. Comparando con los datos de otros lugares de cría, se puede establecer si los resultados se deben a factores locales, regionales o, incluso, a una mayor escala.

Las colonias de cría del halcón marino están distribuidas entre las islas Canarias, al límite occidental, y Chipre, al oriental, y la mayor población se concentra en las islas del Egeo y Creta, ubicadas en Grecia. Se caracteriza por tener una nidificación tardía, coincidiendo con el momento de más concentración de pequeños passeriformes en migración. Es una especie migratoria e hiberna especialmente en Madagascar, aunque también lo hace en otras zonas del África oriental.